jueves, 7 de junio de 2018

Las mejores novelas de aventuras: las de Julio Verne

Julio Verne a los 25 y a los 50 años


Por supuesto, leí las novelas de este señor cuando era pequeño, y tenía buen recuerdo de ellas; muy difuso, pues los años no pasan en balde, pero conservaba vivas la idea de su ingenio y la amenidad de sus relatos. El caso es que ahora he vuelto a leer diez de ellas, seguidas, que son:

Cinco semanas en globo
La isla misteriosa
Veinte mil leguas de viaje submarino
La vuelta al mundo en ochenta días
La esfinge de hielo
El volcán de oro
Miguel Strogoff
Dos años de vacaciones
Viaje al centro de la Tierra
Alrededor de la Luna

... y tengo que decir que este autor es un genio.
Dejando aparte las malas traducciones (a veces pésimas, aunque a veces, no se sabe por qué, medianamente correctas) y las peores ediciones (esto de las ediciones electrónicas clama al cielo), el fondo que te queda tras acabar semejante lectura (y salvar los innumerables escollos de las impresentables y ya citadas ediciones) es magnífico.
Por ejemplo: todos estos libros tienen algo en común, y es que en ellos, amén de las continuas aventuras con que adorna el relato, va pasando revista a lugares que en su tiempo eran casi desconocidos.

En Cinco semanas en globo es África de este a oeste (desde Zanzíbar a Senegal) vista desde el aire.
En La isla misteriosa: aventuras de unos náufragos en una isla desierta, a la que sacan el mayor partido posible.
Veinte mil leguas de viaje submarino: descripción del fondo del mar, y no de un mar, sino de todos los océanos, pues el larguísimo viaje transcurre por el Pacífico, el Índico, el Mediterráneo y el Atlántico.
La vuelta al mundo en ochenta días: como dice el título, la vuelta al mundo en su época, para lo que utiliza todos los medios de transporte imaginables: barcos, ferrocarriles, carros, elefantes..., e incluso un trineo a vela en el que los viajeros recorren parte de las llanuras centrales de los Estados Unidos.
La esfinge de hielo: viaje hasta el polo sur, en donde supone que hay un océano navegable. (Esta novela es una especie de continuación de La narración de Arthur Gordon Pym de Edgar Allan Poe.)
El volcán de oro: acerca de la vida en los placeres auríferos del norte de Canadá, lindando con Alaska, más allá del círculo polar.
Miguel Strogoff: relato de un viaje ambientado en Siberia, cuyos protagonistas la recorren desde Moscú a Irtkusk, casi en las mismas orillas del océano Pacífico.
Dos años de vacaciones: nueva narración de náufragos, en la que los protagonistas son un grupo de niños de seis a catorce años, capaces (como en La isla misteriosa) de sacar el máximo partido a sus adversas circunstancias.
Viaje al centro de la Tierra: los expedicionarios (un profesor loco, su sobrino y un islandés) no llegan al mismo centro, pero efectúan un largo recorrido por parajes fantásticos.
Alrededor de la Luna: continuación del libro llamado De la Tierra a la Luna, en el que se relata el viaje hasta la Luna, su circunnavegación y la vuelta a la Tierra.

Mi opinión es que la mayor parte de estos libros son unos monumentos de lectura obligada para los aficionados al género de aventuras. Tan sólo los dos últimos citados (Viaje al centro de la Tierra y Alrededor de la Luna) me han parecido un poco más flojos, quizá porque los lugares en los que transcurren son hoy más conocidos y choca el exceso de fantasía, pero el resto resultan totalmente creíbles, y la cantidad de datos que aporta sobre los lugares que describe va mucho más allá de lo esperado.
Julio Verne es conocido como «el padre de la ficción científica», y no en vano, puesto que imaginó máquinas que entonces no existían y hoy han sido construidas. Por ejemplo, las naves espaciales del programa Apolo o el submarino de Veinte mil leguas de viaje submarino, perfecto trasunto de los sumergibles nucleares existentes, tanto en su tamaño como en el aspecto con que lo describe. Es verdad que el suyo no era nuclear, sino eléctrico, pero esto, si bien se piensa, es un detalle menor, y para que se vea hasta qué extremo llegan estas semejanzas, el primer submarino nuclear que se construyó en los Estados Unidos (también el primero que pasó sumergido bajo el polo norte, lo que sucedió en 1958) fue bautizado con el nombre que dio Verne al suyo: Nautilus.

Una circunstancia que llama la atención y merece la pena reseñar es que los protagonistas de estas aventuras son casi todos hombres; algunos, como Phileas Fogg o el capitán Nemo, muy famosos. En los diez libros citados, tan sólo hay tres mujeres que tengan algún peso en el desarrollo de las historias: Nadia, en Miguel Strogoff; Aouida, en La vuelta al mundo en ochenta días, y, en menor medida, Kate, una chica que llega a la isla, igualmente náufraga, y que aparece casi al final de Dos años de vacaciones. Sin embargo, este es un detalle que, al menos para mí, carece de importancia. Él escribió lo que quiso, y no podemos por menos de agradecérselo.
Otras novelas de este autor, no citadas aquí, son: Los hijos del capitán Grant, Escuela de robinsones, Un capitán de quince años, Matías Sandorf, El soberbio Orinoco, El castillo de los Cárpatos, El archipiélago en llamas y muchas otras que podéis ver aquí: https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Bibliografía_de_Julio_Verne

De paso, también podéis ver esto otro:
Novelas de aventuras de Camargo Rain:


jueves, 17 de mayo de 2018

Episodios nacionales de Pérez Galdós: la novela histórica española


Resumen, explicación y recuento de la obra.



 Este monumental texto (unas 10.000 páginas), quizá el más largo de la literatura española de todos los tiempos, fue escrito por Benito Pérez Galdós en dos etapas de su vida separadas por veinte años. De enero de 1873 (cuando el autor tenía 30 años) a marzo de 1879 (cuando tenía 36), y de abril de 1898 (entonces tenía 55) hasta mayo de 1907 (cuando tenía 64).
(NOTA: en este apunte no se tiene en cuenta la 5ª serie –los seis últimos libros–, que cae fuera de la enumeración que aquí se presenta y quedará para otra ocasión.)


 Las cuatro primeras series (unas 9.000 páginas) que aquí se comentan, narran los acontecimientos sucedidos en España durante 63 años, desde la batalla de Trafalgar, en octubre de 1805, hasta la abdicación de Isabel II en 1868.
Esta es una etapa de la historia de España especialmente revuelta, en la que caben dos guerras, múltiples pronunciamientos, varias constituciones, millones de muertos... Es cuando España se escinde en las dos Españas del poeta, tradicionalistas y liberales, que aún perduran.
Galdós compone una narración novelada en la que continuamente va aportando datos tomados de la realidad. Si bien los personajes principales son fruto de su invención, también intervienen los protagonistas del drama, y así no es extraño que aparezcan los actores auténticos, como reyes (Carlos IV, Fernando VII, Isabel II), significados hombres de estado (Calomarde, Narváez, O'Donnell), generales (Zumalacárregui, Espartero), guerrilleros (El Empecinado, Cabrera) y tantos otros (la monja sor Patrocinio, por ejemplo).
Con semejantes mimbres, y su fantástica prosa e imaginación, Galdós urde una descomunal tela de araña que dejará estupefacto a quien le guste el género de aventuras, porque esto no es un libro de historia, aun siéndolo, sino la mayor epopeya del citado género (el de aventuras) que se ha escrito nunca en el idioma castellano, y para ello se vale de tan enorme número de personajes y escenarios que sería absurdo hacer una estadística completa.
No obstante, para dar una idea de su magnitud, hago un breve resumen:


 1ª serie
Cuenta la guerra de la Independencia y algunos de sus prolegómenos (1805-1814)
Protagonista: Gabriel de Araceli
Escrita de enero de 1873 a marzo de 1875, que son 27 meses, cuando Galdós tiene de 30 a 32 años
Se refiere a acontecimientos sucedidos 60-70 años antes mediante los siguientes títulos (cada libro tiene unas 220 páginas):
1 - Trafalgar / 2 - La corte de Carlos IV / 3 - El 19 de marzo y el 2 de mayo / 4 - Bailén / 5 - Napoléon en Chamartín / 6 - Zaragoza / 7 - Gerona / 8 - Cádiz / 9 - Juan Martín El Empecinado / y 10 - La batalla de Los Arapiles


 2ª serie
Reinado de Fernando VII (1814-1833)
Protagonista: Salvador de Monsalud
Escrita de junio de 1875 a diciembre de marzo de 1879, durante 55 meses.
Galdós tiene de 32 a 36 años
Se refiere a acontecimientos sucedidos 50-60 años antes valiéndose de los siguientes títulos:
1 - El equipaje del rey José / 2 - Memorias de un cortesano de 1815 / 3 - La segunda casaca / 4 - El Grande Oriente / 5 - Siete de julio / 6 - Los cien mil hijos de san Luis / 7 - El terror de 1824 / 8 - Un voluntario realista / 9 - Los apostólicos / y 10 - Un faccioso más... y algunos frailes menos
Esta serie pasa, entre la crítica, como la de mayor valor literario, lo que no es decir mucho, pues todas son magníficas.


3ª serie:
Primera guerra carlista y primera etapa del reinado de Isabel II (1833-1846)
Protagonista: Fernando Calpena
Escrita de abril de 1898 a octubre de 1900, durante 31 meses.
Galdós tiene de 55 a 57 años
Se refiere a acontecimientos sucedidos 55-65 años antes y cuenta con los siguientes títulos:
1 - Zumalacárregui / 2 - Mendizábal / 3 - De Oñate a La Granja / 4 - Luchana / 5 - La camapaña del Maestrazgo / 6 - La estafeta romántica / 7 - Vergara / 8 - Montes de Oca / 9 - Los ayacuchos / y 10 / Bodas reales

 
4ª serie:
Reinado de Isabel II (1846-1868)
Protagonistas múltiples: Beramendi, los Ansúrez, Teresa... (etc.)
Escrita de marzo de 1902 a mayo de 1907, durante 62 meses.
Galdós tiene de 59 a 64 años
Se refiere a acontecimientos sucedidos 40-50 años antes, y los títulos de los libros son:
1 - Las tormentas del 48 / 2 - Narváez / 3 - Los duendes de la camarilla / 4 - La revolución de julio / 5 - O'Donnell / 6 - Aita Tettauen / 7 - Carlos VI en La Rápita / 8 - La vuelta al mundo en la Numancia / 9 - Prim / y 10 - La de los tristes destinos



Todos los libros son magníficos, pero si quieren una recomendación, algo para abrir boca y no internarse a ciegas en el tupido bosque de esta obra colosal, les recomiendo tres títulos:

Juan Martín el Empecinado, anteúltimo de la primera serie, en el que se narra la vida en las guerrillas que plantaron cara a los ejércitos napoleónicos durante la guerra de la Independencia. Episodio fundamentalmente épico, desgrana las alternativas que sufrieron estas unidades contempladas por los ojos de Gabriel de Araceli, protagonista de la serie, que en las esteparias regiones del invierno de la provincia de Guadalajara, prosigue la incansable búsqueda de su amada Inés.

El terror de 1824, séptimo de la segunda serie, en el que se relata la vida en Madrid durante el ministerio de Calomarde (ministro del Interior, diríamos hoy), estado policiaco que este personaje llevó al extremo durante uno de los gobiernos de Fernando VII,
y Bodas reales, último de la tercera serie, en donde se cuenta la vida diaria de una familia manchega que ha plantado sus reales en Madrid por motivos políticos. Aquí encontramos los impagables personajes galdosianos (el padre, las hijas, doña Leandra y tantos otros) protagonizando un drama que culmina con la celebración de la boda de Isabel II con su primo Francisco de Asís. Madrid está de fiesta (en la calle todo son fuegos artificiales...), mientras en casa de los Carrasco (los manchegos) tiene lugar el último acto de...

De forma –y aquí acabo– que si usted es partidario del género de aventuras (aventuras múltiples e incesantes) y de las narraciones históricas, no lo puede tener más fácil. Hínquele el diente a este monumento de las letras españolas y comprobará cómo no puede dejar de leer hasta el final. O aún mejor: tómeselo en pequeñas dosis (permita que pase el tiempo entre serie y serie), a ver si se va a empachar.

(NOTA FINAL: la imágenes están tomadas de portadas de la edición de bolsillo de Alianza Editorial.)



Y como de costumbre, no se pierda esto:


sábado, 12 de mayo de 2018

Un segundo libro gratis



Y desde hoy, día 12 de mayo, hasta el 16, miércoles, lo que podéis descargar gratis es este otro libro, que no es la vida de Nastasia sino la de Patricia; bueno, la de Patricia, la de Pipo (un chaval de trece años) y la de Sean, que es un medio gallego medio escocés muy simpático y desempeña en esa casa (la de los padres del chaval) las funciones de jefe de seguridad; el que controla, vamos, y el que se da cuenta de todo lo que está sucediendo allí.
Transcurre durante cuatro estaciones (un curso escolar completo), y el chaval, ¿acaba ligando con la institutriz que le ha puesto su madre, la mentada Patricia, porque no estudia lo suficiente? Pues no, claro, cómo va a hacer eso, pero casi. Así que si te quieres enterar de lo que sucedió durante aquel año entre las cuatrocientas paredes que contienen a los protagonistas... nada más fácil. Vas a este enlace,



y lo descargas por el morro. Luego lo lees... (que probablemente te reirás con las historias que en él se cuentan) y asunto concluido.

Si además te quieres enterar de otros pormenores, MIRA AQUÍ.


lunes, 7 de mayo de 2018

Este libro, gratis




Como es sabido, Amazon te deja poner a veces (cinco días cada tres meses) libros gratis. Algunas veces se me olvida, porque los libros tienen su vida propia en ese mostruoso entramado que es el mercado en internet (este está en Amazon, sí, pero también en un montón de portales piratas de descarga, y ya hace tiempo que desistí de seguirle la pista a este y a sus hermanos), pero esta vez lo voy a decir: desde el 7 al 11 de mayo se podrá descargar libremente y sin virus ni troyanos (no como en esos portales de descarga que hay por ahí y en donde te meten de todo), La efímera vida de Nastasia, que no es un libro normal, por suerte, sino anormal. Para empezar, cuenta la vida de una chica que...
Bueno, me voy a dejar de rollos y decir sólo lo importante: tiene unas 300 páginas, lo puedes descargar gratis, y el enlace para hacerlo es este:



 Que os divirtáis.


 ¡Ah!, y si queréis ver más cosas, MIRAD AQUÍ


miércoles, 18 de abril de 2018

Luna mora


Esta es la luna creciente que se ha visto la noche del 18 de abril de 2018, la que corre cuando escribo esto. Esta figura celeste es una de las más espectaculares y sugestivas que puede ver el ojo desnudo en el cielo terrestre, y sucede todos los meses (o cada 28 días en números redondos). Y si ante ella hay unas palmeras que se mueven con el viento y suenan las olas de un mar por las cercanías..., entonces mucho mejor.
 En casi todos mis libros se mencionan situaciones como esta.
 

miércoles, 4 de abril de 2018

La Edad Media al rojo vivo


Este es un libro de aventuras medievales que publiqué hace un par de años. Cuenta la vida de un personaje de aquella época (de 1170 a 1230 más o menos, es decir, los tiempos de las Navas de Tolosa). Se trata de el calatravo, que fue niño, cantero, herrero, estudiante, padre de familia, señor de la guerra, escultor, viajero, arquitecto, anacoreta... En fin, hizo casi todo lo que se podía hacer en su tiempo, y valiéndose de multitud de sucesos (las algaradas, las batallas, la existencia en las ciudades y en la soledad de los campos...), narra como se vivía en aquellos entonces, entre la paz y la guerra, el fuego y la sangre...

Si queréis echarle una ojeada, podéis hacerlo aquí:
https://www.amazon.es/dp/B018XOY7NU

Si queréis ver más libros, algunos históricos y otros contemporáneos, mirad AQUÍ

sábado, 24 de marzo de 2018

Las ciudades de la antigüedad en Ojos azules


Hoy voy a hablar de algunas ciudades antiguas, y ello viene a cuento de la publicación de OJOS AZULES, novela histórica que se desarrolla durante el transcurrir de los tiempos. Comienza en la prehistoria, y de la mano de los sucesivos protagonistas (dado que unos descienden de otros) llega hasta nuestros días. Son quince capítulos en los que se pasa revista a episodios de la historia de la humanidad, pero episodios que nunca antes se contaron, pues aquí se habla de la gente de a pie, como es lógico, y muy poco de próceres y otros privilegiados. De esta forma, resulta que en muchos lugares aparecen ciudades, ciudades de la antigüedad...

Por ejemplo, Jericó, pero no la bíblica, sino algo que debió de existir hace unos 10.000 años (8.000 a.C.) y se ha excavado modernamente en ese lugar. Se trata de una aldea, más que de una ciudad, pero se le adivina ya cierta estructura, con su calle principal cubierta de basura, su plaza mayor con un pozo rodeado de palmeras... En realidad no era más que un conjunto de chabolas alineadas en la ladera de un cerro, pero algo es algo, que hablamos de los albores de la civilización..., y si me he confundido, es lo mismo: por aquellos entonces debieron de existir agrupaciones semejantes, una de las cuales (una maqueta, pero muy bonita y sugerente) está (o estaba) en un museo que hay en la Biblioteca Nacional, en la madrileña plaza de Colón.

Otras ciudades antiguas que aparecen en este libro son: Uruk, capital de los sumerios hace unos 5.000 años,





 que aparte de enormes barrios construidos por entero de adobe, en su centro tenía un zigurat que contaba con varias plataformas monumentales. Como es lógico, estaba siempre en obras, lleno de andamios y escombros, pues allí las obras se eternizaban (como ahora).

Asimismo se hace mención de Tiro, ciudad fenicia asentada en una roca cercana a la costa pero que contaba con extensos muelles y palacios y jardines colgantes, o algo parecido, a juzgar por lo que se dice ahí.

Después se cita la Roma imperial de principios del siglo II, con sus quintas, termas, coliseo... Todo esto (en el libro) no se ve, pero se oye, que gritaban mucho.

Posteriormente se puede echar una ojeada (algunas en la lejanía) a ciudades medievales de Baviera y Serbia en donde hay torneos, y a una catedral oscura y siniestra en la que, durante una función religiosa, pueden escucharse cánticos orientalizantes. A semejante ceremonia asistían varios reyes (citaremos a Leonor de Aquitania, ni más ni menos, por aquellos entonces reina de Francia, que con sus séquitos y ejércitos se dirigía a los Santos Lugares en el curso de la Segunda Cruzada). Esta iglesia, por cierto, estaba rematada con cúpulas en forma de cebolla.

Por fin, también aparece la Venecia de principios del siglo XVIII, y precisamente durante los días de carnaval, cuyas fiestas y estruendo son contemplados por los protagonistas (unos niños) desde un balcón escondido en lo alto de la torre de una iglesia.

Todo esto (y muchas cosas más), de una u otra forma pueden leerse en este libro, que no se queda parco en detalles y cualquiera puede conseguir de la manera más fácil en esta dirección,








En fin, espero que esta mínima acotación sirva a alguien para algo. Otro día pondré más ejemplos, y mientras tanto, siempre se puede echar una ojeada a ESTO.